Entre 15 y 18 campesinos y pescadores colombianos fueron secuestrados hoy por presuntos guerrilleros de las FARC tras interceptar la embarcación en la que viajan en aguas del Pacífico (suroeste), informó a Efe una alta fuente gubernamental.

El secretario de Gobierno del departamento de Nariño -territorio en que se produjo el múltiple secuestro-, Fabio Trujillo, precisó que la lancha cubría el trayecto entre las localidades de Tumaco y la pequeña localidad de Salahonda (Francisco Pizarro).

El plagio se registró apenas tres días después de que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, renovó la cúpula militar de las Fuerzas Armadas de Colombia y nombró a Juan Carlos Pinzón como nuevo ministro de Defensa, a quien le pidió darle "el puntillazo final a las FARC".

"La Infantería de Marina recibió una llamada sobre un secuestro masivo y se trasladó al sitio, allí encontró la lancha con víveres y otros productos propiedad de campesinos y pescadores que se transportaban en la embarcación", detalló Trujillo en diálogo telefónico con Efe.

Agregó que las autoridades se encontraron allí con dos personas, quienes les dijeron "que estaban cuidando la embarcación por órdenes de hombres armados que se llevaron entre 15 y 18 personas, todas humildes".

La fuente señaló que las tropas adelantan un barrido en la zona en busca de los secuestrados, entre los que no hay gente adinerada, políticos o miembros de la fuerza pública.

"Es lo que sabemos hasta el momento", remarcó Trujillo, quien recordó que por la forma en que se produjo el secuestro masivo todo apunta a que los autores son las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En julio pasado rebeldes de las FARC también secuestraron a 20 personas (entre ellas el candidato a una alcaldía y un concejal) que se movilizaban en dos embarcaciones que cubrían este mismo trayecto, en la frontera con Ecuador.

El candidato a la alcaldía de Salahonda Ferney Satizábal y Dagoberto Ojeda, concejal de ese municipio del departamento de Nariño, estuvieron secuestrados seis días, tras los cuales fueron liberados por las FARC.

Las otras 18 personas estuvieron un día en poder de los guerrilleros.

En marzo pasado las FARC también perpetraron otro secuestro masivo, cuando se llevaron de una carretera del municipio de Puerto Príncipe, en el departamento del Vichada (este), a 23 personas.

Luego, la presión militar permitió liberar a 22 de los 23 secuestrados, empleados de una subcontratista de la petrolera canadiense Talisman.

La práctica de los secuestros masivos fue usada principalmente por las FARC durante la última década del siglo pasado, y afectó sobre todo a policías y militares.

De hecho, los policías y militares que llevan más tiempo en poder de la guerrilla, algunos cautivos desde hace más de 12 años, fueron capturados durante esos secuestros masivos.