Aunque apenas inicia la temporada regular del fútbol americano, la liga ya empezó a multar a jugadores, y los primeros sancionados fueron el corredor de los New York Giants, Brandon Jacobs, y el ala defensiva de los New York Jets, Muhammad Wilkerson.

De acuerdo con un reporte de la liga, Jacobs recibió una sanción económica de 20.000 dólares, mientras que Wilkerson fue castigado con 10.000 dólares por haber protagonizado una pelea durante un partido de pretemporada, en agosto pasado.

Después de la disputa que tuvieron, ambos jugadores fueron expulsados en el partido que los Jets derrotaron 17-3 a los Giants, el 29 de agosto.

Jacobs recibió anteriormente multas de 20.000 por gritar a los aficionados de los Philadelphia Eagles, y de 10.000 por lanzar su casco a las gradas durante otro partido, ambos durante la temporada pasada.

Mientras que el profundo de los Chicago Bears, Wilson Venable, informó que no está de acuerdo con la multa que le impuso la NFL, por lo que apelará para evitar el pago de 20.000 dólares por haber golpeado al receptor Demetrius Williams, de los Cleveland Browns.