El Talibán juró seguir luchando hasta que todas las fuerzas estadounidenses abandonen Afganistán y reiteró el sábado que su movimiento no tuvo participación en los ataques del 11 de septiembre de 2001.

En una declaración enviada a la prensa por correo electrónico, el Talibán acusó a Estados Unidos de utilizar el 11/sep como pretexto para invadir Afganistán, y dijo que la comunidad internacional era responsable de la muerte de miles de afganos durante la invasión y la posterior ocupación.

"Cada año, el 11/sep recuerda a los afganos un suceso en el que no tuvieron la menor participación", dijo el Talibán. "El colonialismo estadounidense ha derramado la sangre de decenas de miles de afganos desdichados e inocentes".

Estados Unidos y sus aliados invadieron Afganistán el 7 de octubre de 2001 después que el Talibán, que entonces gobernaba el país, se negó a entregar a Osama bin Laden.

El líder de al-Qaida vivía en Afganistán, donde la red terrorista tenía campamentos de adiestramiento desde los cuales planificó los ataques a Estados Unidos y otros países.

"Los afganos poseen una interminable resistencia para una guerra larga", añadió la declaración. "Mediante una insurrección en todo el país, los afganos arrojarán a los estadounidenses al basural de la historia tal como hicieron con otros imperios en el pasado".

La declaración lleva la firma del Emirato Islámico de Afganistán, el título oficial del Talibán cuando gobernaba el país.

Aunque la coalición encabezada por Estados Unidos lo derrotó, el Talibán supo aprovechar los años en que Washington concentró sus fuerzas contra el iraquí Saddam Hussein para reagruparse y rearmarse.

Comenzó a recuperar terreno hasta que el presidente Barack Obama envió un contingente adicional de 30.000 soldados para reforzar la coalición internacional.

Aunque el Talibán ha sufrido reveses en sus reductos tradicionales del sur, la violencia en el país no ha disminuido.

Bin Laden fue muerto en mayo por fuerzas especiales de la marina estadounidense que asaltaron su vivienda en el noroeste de Pakistán.