Los Gobiernos de Ecuador e Irán firmaron hoy un acuerdo en materia tributaria y otro para combatir el lavado de dinero, en el marco de una visita a Quito del primer vicepresidente iraní, Mohammad Reza Rahimi.

Los convenios tienen como fin evitar la doble tributación de los ciudadanos que residan en el otro país y combatir la evasión fiscal, así como la cooperación y el intercambio de información para luchar contra el lavado de activos y la corrupción.

Estos acuerdos fueron suscritos por el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, y por el ministro de Economía y Finanzas de Irán, Shamseddin Hosseini, en un acto que fue liderado por el vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, y por Rahimi.

En el momento de rubricar los convenios, Rahimi lamentó que el texto estuviera en inglés y no en español.

"Por qué hemos de firmar en inglés, si nosotros somos persas iraníes y ustedes tienen de lengua el español (...). Todos los daños que recibimos fue por los ingleses y ahora firmamos en su idioma. Nosotros aceptamos al español como lengua oficial o cualquier otro idioma", dijo el alto cargo iraní.

Irán fue ocupado por los aliados, entre ellos Reino Unido, durante la II Guerra Mundial debido a las simpatías de la monarquía iraní hacia el III Reich, y forzaron al rey abdicar en favor del Sha Mohamed Reza Pahlevi, quien finalmente fue derrocado en 1979 por la Revolución integrista, liderada por el Ayatollah Jomeini.

El país mantiene una relación tensa con Estados Unidos y Europa por su programa nuclear, que Teherán insiste que es para fines pacíficos, mientras que los países occidentales temen que use para fines militares.

Por su parte, Ecuador respalda el derecho de Irán a desarrollar la tecnología y la energía nuclear "siempre que sea para uso pacífico", según dijo Moreno, durante una gira en Teherán, que realizó en mayo de 2010.

Ni Moreno ni Rahimi abordaron el tema en una declaración conjunta en la que no se admitieron preguntas.

El vicepresidente ecuatoriano dijo que los convenios firmados hoy, al que se añadirá otro para el desarrollo de la salud en su país, son "solamente el comienzo de una larga, fraterna y estrecha relación de todo tipo con el hermano Gobierno de Irán".

Moreno dijo esperar que ese vínculo vaya más allá de los temas económicos y también abarque materias culturales, sociales y deportivas, entre otras.

Además, resaltó que Ecuador quiere realizar asociaciones "con todas las naciones del mundo y de forma particular con aquellas naciones con las cuales hay coincidencias ideológicas".

En una reunión previa con la delegación iraní, Patiño enfatizó que Ecuador está empeñado a abrir relaciones diplomáticas y comerciales con todos los países, a pesar de que tenga que "superar enormes obstáculos como las presiones internacionales".

El pasado mes de febrero, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, acusó a mandos medios del país, que no identificó, de "boicotear" el avance de varios acuerdos establecidos con Irán desde 2009, por el temor a la reacción que pueda tener el Gobierno de Estados Unidos.

Por su parte, el primer vicepresidente iraní remarcó que el objetivo de su viaje a Quito es "maximizar" las relaciones que existen entre ambos países.

Rahimi, quien viene de Cuba y hoy mismo regresa a su país, recordó que Irán y Ecuador tienen firmados una treintena de acuerdos, por lo que ahora su "obligación" es "cristalizar" y "adelantar los convenios firmados".

"Nosotros no conocemos ningunas limitaciones para desarrollar las relaciones entre ambos países", aseveró Rahimi, quien señaló que Ecuador "es uno de los más cercanos amigos" de Irán.

Antes de acudir a la vicepresidencia, Rahimi también estuvo en el municipio de Quito, donde le dieron las llaves de la ciudad y lo nombraron "Huésped Ilustre".