La primera semana de la nueva temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) tendrá entre otros alicientes el duelo de entrenadores que se va a dar con los hermanos Rex y Rob Ryan cuando se enfrenten mañana, domingo, sus respectivos equipos de los Jets de Nueva York y los Cowboys de Dallas.

Rex Ryan, es el entrenador en jefe de los Jets, y su hermano Ron debuta esta temporada como el coordinador defensivo de los Cowboys, que la pasada temporada tuvieron en ese apartado del juego su talón de Aquiles.

Además los Cowboys llegan a un estadio en el que la pasada temporada rompieron su racha perdedora para comenzar la remontada que nos les sirvió al final a la hora llegar a la competición de los "playoffs".

Los Cowboys se impusieron en el Meadowlands Stadium a los Giants de Nueva York en lo que fue el primer partido del equipo tejano bajo la dirección de Jason Garrett como entrenador en jefe interino.

Garrett vuelve de nuevo al mismo escenario para lo que será también su primer partido como entrenador permanente, luego de tener una marca de 5-3 como reemplazo de Wade Phillips, que esta temporada, irónicamente, está de coordinador defensivo con los Texans de Houston.

Mientras que Garrett contrató al hermano de Rex Ryan, Rob, como coordinador defensivo. El padre de ambos, el famoso ex entrenador Buddy Ryan, estará en el partido, pese a que padece un cáncer.

"Estoy convencido que será un partido muy difícil para nosotros por la calidad que tienen los Cowboys, pero además Rob es un gran profesional y nos complicará mucho más las cosas con sus conocimientos en el juego defensivo", destacó Rex Ryan. "Se muchas cosas de como trabaja mi hermano, pero no todas, el es una persona muy profesional".

Por su parte, el padre de ambos, Buddy Ryan, aseguró que el partido lo gana todo un equipo y no sólo dos hombres, y lo único que deseaba era ver un gran juego y luego que venciesen el mejor.