Al Qaeda "no es la única amenaza" y sus grupos afiliados "son un problema". "Es un enemigo de múltiples cabezas que tenemos que combatir", señaló el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney. EFE/Archivo