El presidente del Consejo Nacional Transitorio libio (CNT), Mustafa Abdulyalil, tiene previsto llegar hoy a Trípoli para anunciar "la liberación de Libia", según el ministro de justicia del CNT, Mohamed al Alaqi.

"Creo que Abdulyalil va a anunciar desde Trípoli la liberación de Libia", dijo Al Alaqi al canal catarí Al Yazira.

El viaje del presidente del CNT a la capital libia es el primero desde la caída de Trípoli en manos rebeldes, a finales del mes de agosto, lo que supuso el desmoronamiento del régimen del coronel Muamar al Gadafi.

El CNT, cuya oficina ejecutiva ya está ubicada en Trípoli, ha insistido en que a lo largo de la próxima semana se producirá el traslado definitivo a la capital del Consejo Nacional desde Bengasi, donde comenzó el levantamiento, después de que se haya liberado todo el territorio.

Asimismo, el ministro de Justicia rebelde ha afirmado que la toma de Bani Walid, donde rebeldes y gadafistas reanudaron ayer los combates, "es cuestión de horas".

"Los revolucionarios van a entrar en Bani Walid en cuestión de horas y los gadafistas serán capturados o cazados", aseguró Al Alaqi, que insistió en que los rebeldes controlan el 95 por ciento del territorio.

Sobre la ofensiva contra Bani Walid, que al igual que el viaje de Abdulyalil coincide con el fin del ultimátum dado por los rebeldes a los gadafistas para que depongan sus armas, los canales árabes Al Yazira y Al Arabiya han asegurado que la OTAN ha pedido a las fuerzas rebeldes que se retiren de la ciudad para bombardear posiciones de brigadas fieles a Gadafi.

Por otra parte, en Trípoli, las ONG continúan denunciando abusos supuestamente cometidos por las fuerzas de Gadafi a los prisioneros y detenidos.

La organización Human Rights Watch (HRW) aseguró en un comunicado difundido ayer que el descubrimiento el pasado día 8 de 18 cuerpos enterrados, "corrobora los informes de las muertes por asfixia de los detenidos por las fuerzas de Gadafi en la ciudad de Al Homs"

Según la ONG, que cita los relatos de dos supervivientes, los cuerpos son de personas entre los 23 y los 50 años que murieron por asfixia el 6 de junio, después de ser introducidos en dos contenedores de metal para el transporte marítimo.

"Las fuerzas de Gadafi metieron a detenidos en contenedores de metal con poca agua y poco aire en un día muy caluroso, y no les dejaron salir a pesar de los gritos de socorro", aseguró el asesor especial de HRW Fred Abrahams, citado en la nota.