El Consejo Nacional de La Raza pidió suspender un boicot al estado de Arizona en torno a la implementación de una controvertida ley para controlar a los inmigrantes sin permiso de residencia en el país.

El consejo, uno de los grupos hispanos más importantes de Estados Unidos, informó que ha cancelado el boicot impuesto en mayo de 2010 porque fue exitoso en desalentar a otros estados de implementar legislaciones similares.

La organización y otros dos grupos relacionados le pedirán a otros organismos que suspendan sus boicots a Arizona, señaló La Raza, con sede en Washington.

El boicot impulsó resultados políticos en ese estado, agregó. Esos incluyeron un aumento en los votantes latinos y la derrota de una medida que hubiera desafiado conceder la ciudadanía a los niños nacidos en Estados Unidos de padres sin permiso para vivir en el país.

La oficina del alcalde de Phoenix, Phil Gordon, envió cartas a La Raza el mes pasado en las que le pide que ponga fin a los boicots y trabaje en pos de una reforma migratoria, señaló el diario The Arizona Republic.