Un brote de aftosa humana ha matado a 98 niños y afectado a más de 42.000 este año en Vietnam, informó el sábado la Organización Mundial de la Salud.

El 75% de los muertos eran menores de tres años, añadió.

Este brote ha sido mucho más virulento que el de años anteriores. Desde 2008 se registraban entre 10.000 y 15.000 anuales, con unos 20 a 30 casos fatales.

El ministerio de Salud ha dicho que el brote podría agravarse en los próximos meses con el inicio de las clases en escuelas primarias y jardines de infantes, dijo la OMS en su comunicado.

La enfermedad se transmite mediante estornudos, tos y contacto con fluido de ampollas o materia fecal infectada. No existe vacuna, pero en la mayoría de los casos es benigna y de corta duración.