El suministro eléctrico se restableció en San Diego el viernes temprano después que las cuadrillas trabajaron durante toda la noche para reparar una avería accidental que dejó a oscuras una franja de California, Arizona y México.

Pese al restablecimiento del servicio en San Diego, el sistema eléctrico sigue frágil y se aconsejó a los usuarios limitar el uso del aire acondicionado. Las escuelas y las playas de la ciudad seguían cerradas.

Según las autoridades, se restableció la electricidad a 180.000 usuarios en México y 56.000 en Yuma, Arizona, pero no estaba en claro cuántos seguían sin suministro.

El área de San Diego se vio particularmente afectada cuando a las 4 de la tarde del jueves se quedaron sin luz los 1.400.000 usuarios residenciales y comerciales de la San Diego Gas & Electric Co., dijo la compañía. El corte paralizó parte del sistema carretero y el tráfico aéreo.

El apagón se extendió al condado de Orange y el desierto de California hasta Yuma al este y México al sur, donde las autoridades dijeron que se habían quedado sin luz las dos mayores ciudades de Baja California, con 2,5 millones de habitantes. En toda la región hay 6 millones de habitantes, aunque era imposible saber a cuántos afectaba el apagón.

El apagón ocurrió cuando un electricista retiró una pieza del equipo de monitoreo en una subestación en el sudoeste de Arizona, dijeron las autoridades de Arizona Public Service Co. en Phoenix. No se sabía por qué esa falla, que habitualmente sólo habría repercutido localmente, se extendió tanto. La compañía dijo que investigará.