El campeón defensor español Rafael Nadal abrumó el viernes al estadounidense Andy Roddick al vencerlo 6-2, 6-1, 6-3 para avanzar a las semifinales del Abierto de Estados Unidos por cuarto año seguido.

Con passing shots desde todos los ángulos y devoluciones excelentes, el segundo favorito dominó al campeón de 2003 durante largos tramos. Se puso 4-0 arriba gracias a dos quiebres de servicio en los primeros 18 minutos de juego. Al final del segundo set, ganó 16 de 17 puntos.

"El comienzo del partido fue muy importante", dijo Nadal. "Andy tuvo un partido muy difícil ayer, probablemente estaba cansado. Lo siento por él".

Con la primera dama estadounidense Michelle Obama en las gradas, el español sacó una ventaja asombrosa de 22-0 en tiros ganadores de derecha y le quebró el servicio seis veces al potente sacador estadounidense.

Roddick, 21er cabeza de serie, necesitó masajes en las piernas en el tercer set.

"Fue rápido. Obviamente fue una combinación de cosas que hoy no iban a salir bien", dijo el estadounidense. "Quedó claro bastante temprano que él estaba en control de la situación".

"Es lo más ofensivo que lo he visto jugar este verano (boreal), salió dando golpes", dijo Roddick del español.

Nadal, que busca su 11mo grand slam, no ha dejado escapar ni un set en el torneo. En la semifinal del sábado, enfrentará al cuarto favorito escocés Andy Murray, que superó al estadounidense John Isner, 7-5, 6-4, 3-6, 7-6 (2).

"Será un partido muy difícil para mí", dijo Nadal. "Y espero que para él también".

La otra semifinal enfrentará al número uno del mundo Novak Djokovic con su antecesor y número tres Roger Federer, que ganó cinco veces el U.S. Open.

Por segunda vez en tres majors, los últimos cuatro en disputa son los cuatro primeros del ranking mundial, algo que no sucedía en el Abierto estadounidense desde 1992.

"Hoy en día son los mejores jugadores del mundo, con bastante firmeza", dijo Roddick. "Sin duda merecen esos números al lado de sus nombres".

Djokovic tiene en 2011 una marca de 62-2 y nueve títulos, incluidos Wimbledon y el Abierto de Australia. Su primera derrota este año llegó tras 43 partidos cuando Federer lo eliminó en semifinales del Abierto de Francia.

Nadal tiene una foja de 12-4 contra Murray, a quien venció este año en semis de Wimbledon y del Abierto de Australia.

Murray pudo neutralizar el potente saque de Isner (28) para cortarle su mejor actuación en un torneo de Grand Slam. El escocés utilizó globos y passing shots precisos para alcanzar su cuarta semifinal de un major esta temporada.

"Fue una buena campaña para mí, pero ahora mismo todavía estoy decepcionado", dijo Isner. "No estoy satisfecho".

Murray, uno de los mejores tenistas a la hora de devolver saques, sufrió 17 aces de hasta 225 kph (140 mph) del estadounidense de más de dos metros de altura, pero se las arregló para devolver muchos servicios potentes y le quebró el saque dos veces seguidas.

"Es muy frustrante jugar contra él porque sientes que estás jugando bien y es muy difícil quebrarle el servicio", dijo Murray, que perdió tres finales de grand slams.

Isner, famoso por jugar el partido más largo en la historia del tenis en Wimbledon 2010, disputó por primera vez los cuartos de final de un torneo grande.

"Me puso una tonelada de presión", dijo Murray. "Fue un alivio ganar el tie break del cuarto set".

Murray busca ser el primer hombre británico desde 1936 en ganar un Grand Slam. Mientras, ya es el séptimo hombre en la era de los Abiertos que llega a las semifinales de los cuatro grand slams en un año. Federer, Djokovic y Nadal también lo lograron.