El ex primer ministro británico Tony Blair se muestra partidario de un cambio de régimen en Irán y Siria y advierte de que a Occidente le espera una larga lucha contra el terrorismo.

En una entrevista con el diario británico "The Times", el ex líder del Partido Laborista afirmó que un cambio de régimen político en Teherán le haría sentirse "significativamente más optimista" acerca de las perspectivas futuras de esa región.

"Si Irán adquiere capacidad nuclear, desestabilizaría la región de mala manera", alertó Blair.

Además el ex primer ministro consideró que ese país había sido "uno de los principales problemas" de Irak y Afganistán.

"Continúan apoyando a grupos que están vinculados con el terrorismo (...) En Irak uno de los principales problemas ha sido la continuada intervención de Irán y lo mismo en Afganistán", señaló.

En la entrevista, Blair aclara que no está proponiendo que se adopten medidas militares contra Irán, aunque sugirió que los países occidentales deberían estar preparados para recurrir a la fuerza en caso de que ese país materializara sus aspiraciones nucleares.

Según Blair, hará falta "una generación de esfuerzo" para derrotar al terrorismo islámico, cuando se van a cumplir diez años de los atentados del 11 de septiembre.

Blair se encontraba al frente del Ejecutivo británico en el momento de producirse esos ataques.

En su papel de enviado especial para Oriente Medio, el ex jefe del Ejecutivo británico instó a la comunidad internacional a incrementar la presión sobre el régimen de Siria de Bachar al Assad.

En su opinión, el presidente sirio "no es capar de llevar a cabo una reforma" en ese país, su actual posición es "insostenible" y "no hay un proceso de cambio que le deje intacto".