La petrolera española Repsol-YPF ratificó sus planes de inversión en Argentina para el periodo 2010-2019 el viernes en una reunión de sus máximos ejecutivos con funcionarios del gobierno argentino que mostraron su inquietud por los recientes cambios en la composición accionaria de la compañía.

"Las autoridades de Repsol SA ratificaron los planes de inversión en el país comprendidos en el período 2010-2019 y descartaron cualquier modificación en los proyectos que tienen para su filial en la Argentina", informó la petrolera argentina YPF, controlada por Repsol, en un comunicado.

El presidente ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau, y otros ejecutivos de la compañía participaron de una reunión en Buenos Aires convocada por el gobierno de Cristina Fernández luego de que la semana pasada la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) aumentó su participación accionara en el directorio de la petrolera española de 4,87 a 9,8 por ciento con el aval de la constructora española Sacyr, principal accionista.

El Estado argentino privatizó YPF en la década de 1990, pero retuvo una "acción de oro" por considerar que la empresa tiene un rol estratégico en el sector energético local.

El director en representación del Estado argentino, Roberto Baratta, solicitó el viernes al directorio de Repsol que "informe en tiempo y forma acerca de cualquier modificación en el funcionamiento e integración de la empresa", se indicó en un comunicado posterior al encuentro.

"Vamos a analizar detalladamente toda la información que nos brindaron", afirmó Baratta.

El gobierno argentino teme que los cambios en la composición accionaria de Repsol repercutan en su plan de inversiones justo en momentos que la escasez de recursos energéticos puede entorpecer el crecimiento de su economía.