La selección de Nueva Zelanda inauguró 'su' Copa del Mundo de rugby con una clara victoria sobre Tonga, por 41-10, en partido disputado en un abarrotado estadio Eden Park de Auckland.

Los 'All Blacks', que pretenden terminar con el maleficio en esta competición, que no ganan desde la primera edición en 1987, no tuvieron problemas para deshacerse de su rival oceánico, aunque por momentos dejaron entrever deficiencias que deberá corregir en los partidos más exigentes.

No tardaron los 'kiwis' en refrendar su superioridad. Un golpe de castigo transformado por Daniel Carter a los cinco minutos abrió el festival para algarabía del público que llenó el estadio.

Dos ensayos de Israel Dagg (m.11 y 29) y otros dos de Richard Kahui (m.19 y 32) y tres conversiones de Carter elevaron el resultado a un contundente 29-0 que, con un postrero golpe de castigo de Kurt Morath se convirtió en el descanso en 29-3.

En la reanudación Tonga, con el choque perdido, echó mano de su orgullo para no salir vapuleado de manera escandalosa de Eden Park y frenó a 'All Blacks', cuyos errores le impidieron obtener un marcador más amplio.

Aunque Jerome Kaino, con un nuevo ensayo, amplió la cuenta, un robo de balón de Alisona Taumalolo dio paso a un ataque eterno de Tonga y a una defensa casi agónica de los 'kiwis', que tras más de diez minutos conteniendo casi en la línea de marca no pudieron evitar el único ensayo de los visitantes, obra del propio Taumalolo, para festejo de su reducido número de seguidores.

Los 'All Blacks' asumieron el golpe y cerraron el encuentro con un ensayo brillante, de manual, de Ma'a Nonu, convertido por Colin Slade, para firmar el definitivo 41-10.

Nueva Zelanda lidera el grupo A con cinco puntos a la espera de que mañana Francia se mida a Japón en el segundo partido de la serie.

Los anfitriones de la Copa del Mundo disputarán su segundo encuentro el próximo viernes ante los nipones y el domingo 18 Francia se enfrentará a Canadá.

Mañana, sábado, se disputarán también los encuentros Escocia-Rumanía y Argentina-Inglaterra, del grupo B, y el Fiji-Namibia, del D.