El entrenador chileno Carlos Reinoso dijo el viernes estar tranquilo a pesar de los rumores que indican que podría ser relevado en su cargo como entrenador del América.

Las Aguilas han tenido un irregular paso en el torneo Apertura mexicano, donde marchan en la 12da posición entre 18 equipos, un pobre desempeño para un equipo que tiene una de las nóminas salariales más altas de la liga local.

"Hay representantes o empresarios que quieren meter a su gente aquí, dirán lo que les conviene con tal de meter a sus gentes o jugadores, son gente que difama y que agrede, pero yo llegué aquí con una meta y seguimos buscando el título", dijo Reinoso, quien antes de esta temporada dijo que renunciaría a su cargo si no llegaba a la final.

"Mucha gente quiere dirigir al América, pero yo estoy aquí por amor al equipo, aquí trabajaría gratis, si cuando fui jugador firmé contratos en blanco", añadió Reinoso, quien no ve una crisis en el club.

"Si el equipo tuviera más contundencia, seguramente seríamos los líderes generales", afirmó.

En su tercera etapa como entrenador del América, Reinoso no ha podido darle regularidad al equipo, que logró sólo un par de victorias, en la primera y en la sexta fecha.

Desde que volvió al equipo la campaña pasada, el chileno ha ganado 10 de 22 encuentros.

"Mi profesión es para dar resultados, no para caerle bien a nadie, ahora tengo 66 años y esto (los rumores) me da risa", añadió el entrenador.

Lo que no es un rumor es que el entrenador ha tenido problemas de salud que lo han obligado a ausentarse de algunas prácticas, incluyendo una esta semana.

"Tengo que cuidar mi dieta, comida y esas cosas pero nada más... yo estoy vivito y coleando", concluyó Reinoso, quien reconoció tener diversas afectaciones, entre ellas, una hernia hiatal y gastroenteritis.

América buscará regresar al camino del triunfo el domingo, cuando reciba al Atlante.