La última vez que Cruz Azul fue anfitrión del Morelia en la capital mexicana, hace cuatro meses, lo venció 2-0 en la ida de las semifinales del torneo Clausura 2011.

Pero cuando le tocó visitar al equipo michoacano, con la final a la vista, el equipo celeste perdió la compostura. Primero, permitió dos rápidas anotaciones en camino a un 3-0 que lo eliminó de la competencia. Luego, dos de sus figuras fueron partícipes de un vergonzosa pelea campal que incluyó a un aficionado y a un auxiliar técnico del rival.

Este sábado, cuando reciba a Morelia en el estadio Azul, el equipo "cementero" tendrá la oportunidad de ajustar cuentas, si bien sus integrantes insisten en que es un partido más.

"Antes, nos saludábamos y después peleábamos, entonces es mejor no saludarnos", dijo a la prensa Enrique Meza, director técnico de Cruz Azul, sobre su candente rivalidad con Tomás Boy, entrenador del Morelia. "Jugamos al menos dos veces por año y no puede uno llenarse de rencor, porque se dice que las cosas que suceden en el campo de fútbol, ahí se quedan, y así lo queremos nosotros".

En aquel partido del 15 de mayo en Morelia, Boy celebró de manera exagerada — y acaso burlona — el 3-0 definitivo marcado por Jaime Lozano. Los ademanes del entrenador del club michoacano molestaron a Meza y algunos colaboradores.

Casi de inmediato, un aficionado invadió el campo, se acercó al estelar volante argentino Christian Giménez, le dijo algo y cuando el jugador reaccionó tirando golpes, el partido quedó totalmente rebasado por una prolongada gresca. Uno de los hechos más lamentables fue el cabezazo que el portero de Cruz Azul, José de Jesús Corona, le dio en el rostro al preparador físico local, Sergio Martín, quien también había lanzado varios golpes.

Corona, suspendido seis partidos, podría reaparecer el sábado. La jornada anterior ya estaba disponible, pero jugó con la división Sub20.

El "Chaco" Giménez, también sancionado por la pelea, volvió a jugar en la séptima fecha contra Pumas, una victoria 2-1 de Cruz Azul que lo dejó entonces en el liderato general.

Cruz Azul también contará con el regreso del central chileno Waldo Ponce, recuperado de una lesión muscular que le impidió jugar con su selección la semana pasada, y del goleador argentino Emanuel Villa, que purgó una fecha de suspensión.

Los integrantes de la "Máquina" dicen que dejaron atrás el triste episodio en Morelia, cuando vieron otro buen torneo terminar sin un título, pero el sábado tratarán de desquitarse en lo deportivo.

"El partido puede generar mucho morbo, pero en mí no", dijo Meza en tono conciliador. "Porque es un rival digno, que le tengo cariño, porque trabajé ahí y juega bien".

Cruz Azul es segundo de la tabla general con 14 puntos, detrás del Guadalajara (16). Morelia, en contraste, está 15to con siete unidades, aunque tiene un partido pendiente.

La Máquina no ha rendido bien en sus juegos de local, contra Atlas, Atlante y Tijuana, pero ha tenido la capacidad de resolverlos todos por el mismo marcador de 2-1.

Morelia no ha tenido un buen torneo pero viene de ganarle 3-2 a San Luis en un partido postergado por la tercera jornada, con dos goles de Lozano.

La octava fecha comenzaba el viernes con Estudiantes-Jaguares y además se destacan los partidos del sábado entre Querétaro y los campeones defensores Pumas, que buscan romper una racha de cuatro partidos sin ganar, y Santos Laguna y Guadalajara, foco de atención por dos tiroteos ocurridos en los alrededores del estadio de Torreón en las últimas semanas.