El concurso Miss Universo 2011, que se realizará el lunes 12 de septiembre en Sao Paulo, Brasil, será un momento agridulce para la mexicana Ximena Navarrete, quien se prepara para entregar la corona a la joven que pronto será coronada como la nueva reina de belleza.

"Entregar la corona no es fácil, porque llevarla ha sido un honor y además simboliza un año muy especial en mi vida, pero también es bonito darle esa oportunidad a otra chica", expresó a Efe la joven de 24 años de edad.

"La corona te permite hacer muchas cosas bonitas, además de que es un aprendizaje para una como persona y como mujer. Viajar, conocer nuevas culturas. Todo eso te enriquece", apuntó Ximena, quien, entre otras labores, usó su celebridad para concientizar al público sobre la organización humanitaria Children International, que ayuda a miles de niños pobres alrededor del mundo.

Ximena no se atreve a especular sobre quién será su sucesora, pero cree que la ganadora podría estar entre las concursantes latinas.

Una de ellas es Karin Cecilia Ontiveros, la actual Miss México que, como Ximena, es oriunda de Guadalajara, Jalisco.

"Desde niña veo los certámenes, y me parecía que no eran reales. Cuando vi que Ximena ganó me emocioné, porque se me hizo real. Ver que una coterránea es capaz de ganar la corona me inspiró y me motivó a concursar", contó a Efe la joven de 23 años de edad.

Al igual que Ximena, Karin, ve el concurso como una oportunidad única para enviar un mensaje a las jóvenes que, como ellas, desean mejorar el mundo.

"No entré a este concurso por vanidad. Este concurso nos da una plataforma para dejarles saber a las chicas que el esfuerzo, la disciplina y la dedicación son muy importantes", apuntó.

Cynthia Olavarria, la bella puertorriqueña que participó en Miss Universo 2005 en Tailandia y quedó de primera finalista ese año, está de acuerdo.

"Estos certámenes son una escuela para la mujer en la cual aprende a proyectarse, a perder el miedo de hablar ante un público y adquirir seguridad en sí misma. Sirven como plataformas para lo que la mujer aspira en la vida", señaló Olavarria, que al lado de la mexicana Mónica Noguera conducirá el especial "Camino a la Corona" por Telemundo.

Este será transmitido por la cadena hispana una hora antes del certamen y se enfocará en perfiles "a fondo" de las concursantes latinoamericanas.

Los presentadores Rashel Díaz y Omar Germenos, del programa matutino "Levántate", animarán el concurso en español para la audiencia latina y anticipan que Miss Universo será un evento lleno de emociones.

"Nosotros nos hemos preparado mucho, porque es un espectáculo internacional en vivo y no es solo narrar lo que ocurre en el momento. Hay que conocer de las chicas, saber de sus países, para poder improvisar cuando sea necesario", explicó Rashel.

Por su parte, Germenos lo ve como profesional y como fan.

"Yo, como hombre, he estado muy pendiente siempre de este concurso. Es una gran responsabilidad animarlo. Sobre todo, es una noche que celebra a la mujer y sus logros", finalizó el presentador mexicano.