La Fashion's Night Out de la revista Vogue llegó hoy por primera vez a México y arrastró a centenares de personas, la mayoría fanáticas de la moda, a los centros comerciales, que abrieron hasta por la noche.

Canapés, conciertos, cócteles y promociones especiales se vieron en varias zonas de la capital mexicana, entre ellas el exclusivo barrio de Polanco.

"Vengo desde Cancún y cuando me enteré de que hacían este evento en Ciudad de México supe que no me lo podía perder", dijo Libia, una joven de 23 años que, como la mayoría de los participantes, se preparó para la ocasión: zapatos de tacón y mucho maquillaje.

Las tiendas de los principales centros comerciales de la capital mexicana se vistieron de gala para atraer nuevos clientes y ofrecerles sesiones de maquillaje, fotografías o descuentos especiales.

También la avenida principal, Presidente Masaryk, el lugar en donde se encuentran las principales firmas de moda, se engalanó con alfombra roja, aunque muchas de sus tiendas estuvieran abiertas exclusivamente para clientes.

En la mayoría, la entrada fue abierta al público y se celebraron distintas actividades, como un concierto del grupo mexicano Belanova.

"Que sepan que esto no es una iniciativa sólo de promoción de Vogue, sino que ayudamos a impulsar el comercio para que la energía positiva del país salga a la calle y puedan experimentar una noche mágica", contó a Efe la editora de belleza de la revista, Ana Hughes.

La "Fashion's Night Out" surgió en 2009 en Estados Unidos y desde entonces se celebra cada año, cada vez con más participantes. En esta edición han sido 17 los países que han celebrado la noche de la moda.

Hughes participó en una de las actividades organizadas por la revista, el "Editor's choice", y estuvo en un centro comercial recibiendo a las lectoras para, según contó, para mantener un contacto más cercano. "Buscábamos tener una relación más personal, menos de revista", dijo.

"Respiro moda y por eso este evento es muy importante para mí, y que lo hayan hecho en México por primera vez significa mucho para los mexicanos que están interesados en la moda", apuntó Jessica, otra joven participante, tras hacerse una fotografía posando con una portada de Vogue.

Los sets fotográficos fueron una de las principales actividades que se repartieron por los distintos lugares y que atrajeron a la mayoría del público.

A lo largo de la avenida Presidente Masaryk, así como en los centros comerciales, se expuso una colección de portadas antiguas de Vogue en gran tamaño.

En el día de hoy también se inauguró en el Museo de Artes Populares una muestra de muñecas mazahuas, las tradicionales de trapo, cuya vestimenta fue diseñada para la ocasión por grandes firmas de moda como Lacoste o Max Mara.

Las muñecas ya tienen dueño porque fueron subastadas la noche previa en una cena privada pero podrán verse en el museo hasta el próximo día 11. En la subasta benéfica alcanzaron una media de 20.000 pesos (1.600 dólares) cada una.