La Comisión Europea (CE) afirmó hoy que Irlanda ha efectuado "importantes progresos" para volver a experimentar un "gradual" crecimiento económico y que está cumpliendo con las condiciones de su rescate.

"Estos resultados allanan el camino para la concesión del siguiente tramo, 5.500 millones de euros", afirmó en una rueda de prensa en Bruselas el portavoz económico comunitario, Amadeu Altafaj, quien explicó que la ayuda se desembolsará en dos entregas a finales de septiembre y a finales de octubre.

El Ejecutivo comunitario explicó que las buenas noticias van incluso más allá ya que los supervisores internacionales han podido confirmar además "la vuelta al crecimiento positivo en 2011", principalmente impulsada por las exportaciones.

En cuanto a las reformas estructurales que está llevando a cabo Irlanda, Bruselas consideró que también van en la buena dirección y "contribuirán a mejorar el funcionamiento del mercado de trabajo y la creación de empleo".

Estas conclusiones se recogen en la tercera revisión que realiza la Comisión sobre el estado del programa de ayuda de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) a este país, cuantificado en 85.000 millones de euros.

El informe destaca que el Gobierno de Dublín ha efectuado "importantes progresos" en las áreas de "consolidación fiscal, refuerzo del sector financiero doméstico y reformas estructurales" encaminadas a mejorar el crecimiento económico.

La Comisión estimó que el Producto Interior Bruto (PIB) irlandés crecerá este año un 0,6 por ciento, mientras que en 2012 lo hará en un 1,9 por ciento.

No obstante, prevé que el consumo privado caerá un 2,4 por ciento en 2011, a pesar de que en sus anteriores pronósticos situaba esta cifra en el 1,9 por ciento.

La CE también cree que Irlanda será capaz reducir de su déficit público por debajo del 10,5 por ciento del Producto Interior Bruto este año, lo que permitirá al Ejecutivo continuar aplicando medidas de ajuste encaminadas a ahorrar 3.600 millones de euros en 2012.

En este sentido, la Comisión celebra la intención de Dublín de presentar próximamente un programa más detallado del llamado "plan de consolidación" trienal, cuyo objetivo es reducir el déficit público hasta el 3 por ciento del PIB en 2015.

Según el Ejecutivo comunitario, la "pronta especificación" de la hoja de ruta del Gobierno irlandés ayudará a mantener los progresos alcanzados y mejorará la confianza de los mercados internacionales en la economía de este país.

También se subrayan los avances logrados para reestructurar el sistema bancario irlandés, origen de la grave crisis económica que sufre este país desde 2008, con el fin de convertirlo en un sector saludable y acorde con el tamaño de la economía nacional.

La Comisión resalta que el coste final para el Estado de la recapitalización de los bancos irlandeses ha sido menor al previsto en un principio.

El pasado julio, una misión de la UE, el FMI y el Banco Central Europeo (BCE) certificó que Irlanda está cumpliendo con "solidez" las condiciones impuestas en el rescate financiero al país.

Para su siguiente revisión trimestral, prevista en octubre, la llamada "troika" espera recibir un programa más detallado de los planes de Dublín, entre el que se incluirá el contenido de los Presupuestos Generales para 2012.