El economista canadiense y premio Nobel de Economía Robert Mundell opinó hoy en Budapest que el Banco Central Europeo (BCE) debería ser más flexible en su política monetaria.

En declaraciones a Efe, Mundell reconoció el "buen trabajo" del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, pero consideró que "se deberían cambiar algunas reglas" ya que "una gran parte de ellas se centran en la inflación".

En este sentido agregó que las políticas europeas también tendrían que dirigirse hacia el crecimiento económico y así "la situación presupuestaria de la UE cambiaría", aunque reconoció que el control de los precios es uno de los factores más importantes.

El BCE ha realizado "un buen trabajo" en relación con los objetivos para contener la inflación, afirmó Mundell, quien participó hoy en Budapest en la inauguración de la Universidad Giordano Bruno, que le entregó el título de doctor honorario.

Como un ejemplo para Europa destacó el sistema norteamericano, que calificó de "más flexible" en la políticas relacionadas con la inflación y crecimiento económico.

Mundell dijo el jueves, en una ponencia ante universitarios en Budapest, que la idea de fijar por las autoridades suizas un tope a la paridad del franco suizo con el euro es "por ahora un éxito", pero añadió que sólo se sabrá a largo plazo como reaccionarán los mercados.

Las teorías elaboradas por Mundell en los años 1970 estimularon la investigación sobre áreas monetarias, y forman el soporte teórico del concepto de la Unión Económica y Monetaria (UEM) de la Unión Europea, y de la moneda única, el euro.

Sus estudios sobre las áreas monetarias le valió en 1999 la concesión del premio Nobel de Economía.