Un intento de conciliación entre el presidente Rafael Correa y dos periodistas a quienes el gobernante demandó por señalamientos supuestamente falsos en su contra fracasó el viernes, según reportó la prensa oficial.

El periódico oficial El Ciudadano, informó que "la defensa del primer mandatario ratificó que dada la mala fe y la ofensa a la honra contenida en el libro, es imposible llegar a una conciliación".

Añadió que el proceso iniciado por Correa busca "defender su honra y buen nombre, ante calumnias como las de los autores del libro El Gran Hermano, quienes aseguraron sin pruebas que el primer mandatario conocía de los contratos que firmó Fabricio Correa con el estado".

La audiencia de conciliación se cumplió en el juzgado quinto de lo civil de Pichincha, donde desde fines de febrero se desarrolla el proceso judicial en el que Correa pide 5 millones de dólares a cada uno de los dos periodistas como indemnizacion por el daño moral que le han causado.

Los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita publicaron en junio del 2010 el libro El Gran Hermano, donde revelan detalles de presuntos contratos por 600 millones de dólares entre el Estado y empresas vinculadas a Fabricio Correa, hermano mayor del presidente.

Zurita declaró a The Associated Press que "conciliación solo podía existir en términos en que el presidente (Correa) retire la demanda, reconozca que fue un exabrupto colocar ese monto de 10 millones de dólares y que pida disculpas al pueblo ecuatoriano por el escándalo de corrupción provocado por su familia".

El siguiente paso procesal es la etapa de pruebas.

En junio de 2009 apareció en el diario Expreso, donde trabajaban los dos autores del libro, la investigación periodística acerca de las relaciones entre las empresas de Fabricio Correa con el estado. Poco más adelante el presidente dispuso unilateralmente la terminación de esos negocios y desde entonces la relación familiar se rompió.

El mandatario dijo entonces que "la codicia ha desequilibrado a mi hermano, por la cantidad de barbaridades que está diciendo y se ha puesto del lado de la oposición".

Correa mantiene otro juicio en contra del ex editor de opinión y tres directivos del diario El Universo, a quienes un juez de primera instancia sentenció a tres años de cárcel y al pago de 42 millones de dólares.