La firma coreana Samsung Electronics no puede vender versiones de su tableta Galaxy Tab en Alemania porque viola la patente de su competencia, el iPad2, decretó el viernes una corte alemana.

El tribunal estatal de Duesseldorf dijo el viernes que no permitirá que Samsung, con sede en Seúl, venda en Alemania su Galaxy Tab 10.1 porque se parece demasiado al iPad2 de Apple.

El fin de semana, la empresa Samsung Electronics había sido obligada a retirar su tableta de una feria de comercio en Berlín.

Ambas empresas están enfrascadas en una serie de disputas legales en varios países en todo el mundo sobre alegatos de que las tabletas se copian mutuamente la tecnología.

En agosto, la corte había fallado a favor de Apple, con sede en Cupertino, California.