El fracaso del mensaje del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, quien no ofreció medidas específicas para apuntalar a la endeble economía estadounidense, pesó en el ánimo de los mercados bursátiles mundiales el viernes.

Además, los inversionistas se mantuvieron a la expectativa en anticipo a una reunión de ministros de Finanzas del Grupo de los Siete países más industrializados, donde se espera que se aborden asuntos para impulsar el crecimiento económico.

La esperanza que de Bernanke utilizaría su discurso del jueves para insinuar otra ronda de estímulos económicos no se cumplió y generó una ola de ventas generalizadas en las bolsas tras una semana en la que la mayoría de los mercados había logrado mantenerse.

"Al simplemente reiterar que la Fed cuenta 'con una gama de herramientas que puede utilizar para ofrecer un estímulo monetario adicional' y que podría discutirlas más adelante durante el mes, los mercados parecen estar llegando a la conciencia que la Fed podría estarse quedando sin municiones en esta lucha para impulsar a la economía estadounidense", señaló el analista de mercados de la firma CMC Markets, Michael Hewson.

Los inversionistas no se conmovieron tampoco con el discurso del presidente Barack Obama — que busca levantar la economía estadounidense — quien propuso un plan de estímulos para generar empleos por 447.000 millones de dólares en un mensaje emitido el jueves frente al Congreso y que fue trasmitido por televisión a todo el país.

Obama tendrá dificultades de lograr la aprobación de su plan en el Congreso debido a que los Republicanos controlan la Cámara de Representantes.

En Europa, el referente FTSE 100 marchaba con baja del 0,8% a 5.297 enteros, mientras que el índice DAX de Francfort perdía 1,5% a 5.327 y el CAC-40 de Francia retrocedía 1,7% a 3.032.

Los mercados a futuro de Wall Street parecían encaminados a abrir en baja, luego de caer drásticamente el jueves.

El Promedio Industrial Dow Jones en su cotización electrónica, bajaba 0,1% a 11.214 unidades y el Standard & Poor's 500 retrocedía 0,2% a 1.178.

Para media jornada en Londres, el euro se cotizaba 0,4% más bajo ante el dólar. Cada euro se vendía en 1,3833 dólares.

En tanto, los mercados bursátiles de Asia cerraron el viernes sin entusiasmo luego que Wall Street reaccionó negativamente a los anuncios de Bernanke y Obama .

El referente Nikkei 225 de Japón bajó el 0,6% hasta los 8.737,66 puntos y después de que el gobierno japonés informó que la economía del país se contrajo en el trimestre entre abril y junio en una tasa anual del 2,1%, una cifra peor a la que se había calculado inicialmente, que contemplaba una reducción de 1,3%.

Pero el resultado no fue tan inesperado dada la seriedad de los daños causados por el terremoto y tsunami ocurridos en marzo que destruyeron gran parte de las fábricas y empresas del noreste de Japón.

Algunos economistas esperan que la tercera economía más grande del mundo se recupere en los próximos meses.

En tanto, el índice Kospi de Corea del Sur perdió 1,8% hasta los 1.812,93 puntos. En contraste, el australiano S&P/ASX 200 subió 0,2% hasta los 4.194,70.

El referente Hang Seng de Hong Kong cayó 0,2% a 19.866,63.

Las bolsas en China continental también retrocedieron luego que el gobierno diera a conocer la tasa de inflación, que fue del 6,2%. El referente compuesto de la bolsa de Shanghai casi se mantuvo sin cambios al bajar menos del 0,1% a 2.497,75 y el referente compuesto Shenzen retrocedió 0,6% a 1.094,03.

El petróleo para entrega a término de octubre bajó 62 centavos hasta los 88,43 dólares en operaciones electrónicas del viernes en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

En Wall Street, las acciones cerraron el jueves con bajas notables luego que Bernanke indicó en un discurso muy esperado por los inversionistas que la Fed considerará una amplia serie de medidas en su reunión programada para el 20 y 21 de septiembre.

El promedio industrial Dow Jones bajó 1% hasta los 11.295,81 puntos, mientras que el Standard & Poor's 500 cayó 1,1% a 1.185,90. El índice compuesto Nasdaq retrocedió 0,8% a 2.529,14. Los tres índices habían presentado alzas durante el día.

Los inversionistas no se conmovieron tampoco con el discurso del presidente Barack Obama — que busca levantar la economía estadounidense — quien propuso un plan de estímulos para generar empleos por 447.000 millones de dólares en un mensaje emitido el jueves frente al Congreso y que fue trasmitido por televisión a todo el país.

Obama tendrá dificultades de lograr la aprobación de su plan en el Congreso debido a que los Republicanos controlan la Cámara de Representantes.

Las preocupaciones en torno al rumbo que lleva la economía estadounidense han arrastrado a la bolsa cada mes desde abril. Muchos operadores señalaron que el mercado bursátil está valorándose bajo la idea de que la economía se encuentra en recesión, lo que significa un limitado crecimiento en los puestos de trabajo y escasas ganancias corporativas.

___

La periodista Pamela Sampson de la Associated Press en Bangkok contribuyó con este despacho.