Un investigador de la policía brasileña declaró el viernes que todavía piensa que el boxeador Arturo Gatti se suicidó en 2009 en un balneario del país sudamericano, pero dijo que está dispuesto a reabrir el caso si los fiscales lo solicitan.

El investigador Paulo Alberes le dijo a periodistas del estado de Pernambuco, donde Gatti fue hallado muerto, que la pesquisa de la policía fue exhaustiva. Indicó que en los dos años que pasaron desde la muerte del púgil no ha visto evidencia para convencerlo de que se trató de un asesinato.

Alberes y una fiscal hablaron el viernes con la prensa después que un equipo de investigadores privados contratados por el ex representante de Gatti presentó evidencia en Estados Unidos que supuestamente revela que el boxeador fue asesinado.

"Nuestra investigación fue determinante en que fue un suicidio", dijo Alberes. "Primero que nada, no había nada fuera de lugar en el cuarto de hotel. Si fuera un homicidio, habría habido una pelea. Además, las marcas en su cuello eran típicas de un suicidio".

La esposa de Gatti, Amanda Rodrigues, fue arrestada después de la muerte y la policía sospechaba que asesinó a su esposo al estrangularlo con la correa de un bolso mientras dormía borracho.

Sin embargo, a unas tres semanas del deceso, la mujer fue absuelta y el caso se cerró como un suicidio.

Desde entonces, no hubo más arrestos, aunque los fiscales dicen que el caso no se cerró formalmente.

Rodrigues dijo en 2009 en una entrevista telefónica que pensaba que su marido se suicidó porque temía que ella lo estuviera por abandonar tras una violenta pelea pública la noche anterior.

La mujer está en Canadá para el juicio civil que decidirá quién heredará la fortuna multimillonaria del boxeador. Hay dos testamentos que benefician a diferentes personas.

Según Alberes, eso es lo que generó la investigación estadounidense.

"La familia (de Gatti) no está satisfecha con el hecho que la esposa y el hijo del boxeador heredarán los millones de dólares que dejó", dijo. "Pero no podemos mandar a la cárcel a una persona inocente".