El veterano tercera base Chipper Jones no le afecto ser colocado segundo en el orden de bateo y pegó un doble y jonrón impulsadores que ayudaron a los Bravos de Atlanta a ganar 6-5 a los Mets de Nueva York en el primer partido de la doble cartelera que ambos equipos disputaron en el Citi Field de la ciudad de los rascacielos.

Los Bravos debieron hacer una escala rápida en Nueva York para disputar los dos encuentros pospuestos, el 27 y el 28 de agosto debido a la llegada del huracán Irene.

Luego de una barrida a manos de los Filis de Filadelfia, el manager cubano de los Bravos, Fredi González, realizó cambios, al subir en el orden al bate a los dos jugadores con mejor promedio. Jones bateó segundo por primera vez desde 1996.

Tanto Jones como sus compañeros respondieron con su mejor producción en seis encuentros.

Los Bravos dejaron atrás una racha de tres derrotas consecutivas y volvieron al camino del triunfo cuando lo más lo necesitaban para consolidar su posición de líderes en la lucha por el comodín de la Liga Nacional.

Un duelo entre abridores jóvenes tuvo un comienzo turbulento. Chris Schwinden (0-1), de los Mets, hizo su debut en las mayores, y permitió tres carreras cuando había dos "outs" de la primera entrada.

Schwinden dejó el montículo con una desventaja de 5-4, luego de efectuar un centenar de lanzamientos en cinco episodios.

Mientras que por los Bravos, Mike Minor (5-2) recibió un grand slam en la parte baja del primer inning, con dos outs, que le pegó el jardinero izquierdo Jason Bay. Sin embargo, permitió sólo cuatro imparables más en cinco episodios para quedarse con el triunfo.