Venezuela calificó hoy de "abusiva" la acusación contenida en un informe de EE.UU. que señaló a cuatro funcionarios del Gobierno de Caracas de apoyar a la guerrilla colombiana de las FARC en el tráfico de droga y armas y les impuso sanciones económicas.

"El departamento del Tesoro de los Estados Unidos ha sacado una comunicación que no dudamos en calificar de abusiva. Pretende convertirse en una especie de policía mundial para calificar a ciudadanos decentes de nuestro país (...) como narcotraficantes", sentenció el canciller venezolano, Nicolás Maduro.

En un comunicado, el departamento del Tesoro indicó que la medida "expone a cuatro altos cargos venezolanos como suministradores de armas, seguridad, adiestramiento y asistencia a las operaciones de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en Venezuela".

Los sancionados son el general Cliver Alcalá, de la Cuarta División Blindada del Ejército de Venezuela; Freddy Bernal, legislador por el Partido Socialista Unido de Venezuela; Amílcar Figueroa, presidente alterno del Parlamento Latinoamericano, y Ramón Madriz, un funcionario del servicio de inteligencia venezolano.

Maduro señaló que su Ejecutivo "sencillamente" repudia la lista publicada, e indicó que "un país como ese no tiene moral para calificar a generales de la República", funcionarios o diputados del Gobierno de Hugo Chávez.

"Nosotros creemos que las mafias narcotraficantes están allí, en una sociedad enferma como la sociedad estadounidense", consideró.

El jefe de la diplomacia venezolana acusó, además, a EE.UU. de ser el país "donde más se está produciendo marihuana", incluso dijo que están haciendo pruebas para una "supermarihuana".

"Habría que ver quién es narcotraficante, quién se beneficia del narcotráfico", continuó.

Maduro abogó para que Venezuela siga "haciendo un gran esfuerzo por seguir obteniendo logros" en la lucha "contra el gran narcotráfico y contra el microtráfico y el consumo de drogas".

"Hay que terminar de curar nuestra sociedad", instó el ministro, quien apuntó que el narcotráfico y el consumo de drogas es "un mal de la sociedad de consumo capitalista".

El diputado Bernal reaccionó a la acusación estadounidense, y la consideró "una agresión a la patria".

"Si pretenden amedrentarme con su lista gringa, ahora mas q nunca rodilla en tierra x CHAVEZ y la Revolución!! Es una agresión a la patria", señaló en su cuenta en twiter @FreddyBernal.