El choque de una nave de carga que se dirigía a la Estación Espacial Internacional fue causado por un defecto de manufactura, dijo el jueves la agencia espacial rusa.

El defecto originó la falla de un generador del motor de la tercera etapa del cohete Soyuz minutos después del lanzamiento, informó la agencia en un comunicado. Un panel gubernamental que investigó el choque del 24 de agosto concluyó que el defecto de manufactura fue "accidental".

La agencia espacial agregó que todos los motores similares serán revisados para asegurarse de que el defecto no es generalizado. El panel también recomendó endurecer los controles de calidad en la planta de fabricación de los cohetes, incluyendo la instalación de cámaras de vigilancia.

La agencia dijo que los próximos lanzamientos de Soyuz procederán en función de las condiciones de sus motores, pero no dio un cronograma específico.

Luego de que los transbordadores espaciales de la NASA se retiraran en julio, Soyuz es el único medio para transportar astronautas hacia y desde la estación espacial. El cohete Soyuz que presentó fallas el mes pasado es similar a los utilizados para llevar astronautas a la estación.

La NASA dijo que la estación espacial necesitará ser evacuada temporalmente si no puede enviarse una nueva tripulación antes de que el último de los seis residentes de la estación regrese a la Tierra a mediados de noviembre.

La NASA dijo el jueves que había seguido la investigación rusa.

"Ellos comparten sus datos con nosotros y estamos evaluando los datos", dijo el portavoz de la NASA Michael Curie. "Este es un proceso en desarrollo y encontrar la causa es el primer paso. Esperamos con interés colaborar con nuestros colegas rusos para entender completamente lo que sucedió y tomar las acciones correctivas necesarias para garantizar la continuación segura de los vuelos a la Estación Espacial Internacional".