Dayron Robles ratificó su dominio en los 110 metros con vallas y superó al flamante campeón mundial Jason Richardson al ganar el jueves la justa de Zurich de la Liga Diamante.

Fue la primera carrera del vallista cubano desde que fue descalificado tras ganar la final de los 110 metros con vallas en el Mundial de atletismo.

Robles cronometró 13.01 segundos, su mejor marca de la temporada. Le siguieron los estadounidenses Richardson (13.10) y David Oliver (13.26).

El campeón olímpico y dueño del récord mundial (12.87 segundos) se impuso en la final en Daegu, pero fue descalificado por hacer contacto y obstruir al chino Liu Xiang. La medalla de oro quedó en manos de Richardson, seguido en el podio por Liu y el británico Andrew Turner.

Antes de Zurich, el cubano declaró a la AP que su propósito en la competencia suiza era "demostrar quien es el campeón".

Con esta victoria Robles quedó en el primer lugar de la Liga Diamante de la federación internacional de atletismo.

El triunfo en Zurich cierra con broche de oro la temporada europea de Robles, que ahora descansará unos días en Cuba antes de los Juegos Panamericanos de octubre en Guadalajara.

Por su parte, Yohan Blake ganó los 100 metros con tiempo de 9.82, la marca personal para el recién coronado campeón mundial.

El jamaiquino de 21 años tropezó en la salida y no contó con ayuda del viento, pero aún así mejoró por siete centésimas su marca anterior.

"Me siento rápido. Quería demostrarle a la gente que podía correr bajo presión", dijo Blake, quien se coronó la semana pasada en una final en la que Usain Bolt fue descalificado por una salida en falso.

Blake ganó el oro en el mundial con tiempo de 9.92. Asafa Powell arribó segundo, con 9.94, y Walter Dix tercero con 10.09.