Estados Unidos guarda con América Latina una relación más estrecha que con cualquier otra región en el planeta, dijo el jueves un funcionario del Departamento de Estado.

El subsecretario de Estado para Asuntos Políticos Tom Shannon reconoció, al participar en una conferencia organizada por la Corporación Andina de Fomento (CAF) ,que "siempre podemos hacer más, pero el día solo tiene 24 horas y tenemos solo un presidente".

Pero otros ponentes en el evento de CAF coincidieron la víspera en que los latinoamericanos se sienten de alguna manera decepcionados después de que el presidente Barack Obama ofreciera, durante la cumbre de las Américas 2009 en Trinidad y Tobago, una forma distinta de relacionarse a la región.

Uno de los temas expuestos por los representantes de los gobiernos latinos han expresado grandes expectativas acerca del destino que puedan tener sus ciudadanos que hacen parte de la comunidad de 11 millones de inmigrantes que viven sin la debida documentación en Estados Unidos.

En el Congreso de Estados Unidos no parece haber apetito para abordar y aprobar una reforma migratoria que legalice la situación de los inmigrantes ante el agobio de la deuda pública y el desempleo.

La ratificación legislativa a los tratados de libre comercio con Colombia y Panamá, estancados desde 2006, es otro tema con que América Latina mide el compromiso estadounidense con la región.

"Este es un planeta grande, hay muchas cosas pasando y estamos involucrados en la mayor parte de esas cosas", dijo Shannon al responder una pregunta de The Associated Press (AP). "Eso no significa que hacemos caso omiso a las personas o que nos relacionamos con menos intensidad. De hecho, es evidente que la relación estadounidense con América Latina es más estrecha que con cualquier otra región".

Shannon calificó como "sobresaliente" la estructura de diálogo existente no sólo entre los gobiernos de la región, sino también entre sus sociedades en temas diversos como energía, turismo, diálogo político e intercambio estudiantil.

El funcionario, quien fungió recientemente como embajador en Brasilia, dijo sentirse confiado en que los comicios presidenciales previstos para 2012 en varios países del hemisferio no representarán un riesgo en cuanto a la estabilidad económica o política.

"Aún en países donde los candidatos tienen serias diferencias, (tras las elecciones) los capitales se mantienen y el comercio se mantiene", dijo. "Hay una creciente estabilidad en la manera en que los países se relacionan, debido a un nivel de diálogo político sin precedentes" logrado por los organismos de integración regional.

____________

Luis Alonso Lugo está en twitter como @luisalonsolugo