Argentina, con 25 puntos de Luis Scola, venció 84-58 el jueves a República Dominicana con lo cual esperará con la moral en alto las semifinales del sábado del preolímpico americano que clasificará a dos equipos para los próximos Juegos Olímpicos.

Ambos equipos ya estaban clasificados para esa instancia, cuyos emparejamientos se conocerán tras el duelo posterior entre Brasil y Puerto Rico.

Argentina ganó con parciales 17-14, 22-19, 19-16 y 26-9.

"Ganamos claramente el partido y los jugadores defensivamente estuvieron muy bien", destacó el técnico de Argentina Julio Lamas. "Hicimos un buen trabajo, sobre todo en los rebotes", en los cuales su equipo atrapó 39 (28 defensivos) contra 37 (23) de los dominicanos.

Scola (Rockets de Houston) fue escoltado entre los anotadores argentinos por Manu Ginóbili, (Spurs de San Antonio) con 17, nueve de ellos producto de tres triples en cuatro intentos.

En Dominicana se lució Al Horford (Hawks de Atlanta), con 16 puntos, seguido por Francisco García (Kings de Sacramento) con 12.

Argentina controló el primer cuarto con una buena tarea de Scola en ataque y la habitual dinámica de Ginóbili, mientras que en Dominicana la puntería de Francisco García le aportó por entonces a su equipo la mitad de sus 14 puntos.

Tras un comienzo errático de ambos equipos, el segundo cuarto fue también para Argentina, con un Ginóbili que le aportó 13 puntos en 10 minutos para dejar en un momento a su equipo 14 puntos arriba.

La titánica tarea individual de Horford, por entonces con ocho tantos y cinco rebotes, más la mano caliente de García, le permitió a Dominicana seguir al acecho.

"Jugando como estamos jugando, tenemos muy buenas posibilidades de ir a los juegos", dijo el escolta dominicano Luis Flores (Donetsk, Ucrania). "Tenemos que jugar así, fuertes y colectivos".

Tras esa tibia reacción de los caribeños, entre Ginóbili y Scola volvieron a darle a la Argentina una paulatina superioridad, reflejada en los 15 puntos que llegó a sacar con un triple de Hernán Jasen y un doble de Scola cuando faltaban cuatro minutos.

En el último cuarto y con precisa circulación de pelota, Argentina arrasó con su rival 26-9 para cerrar el partido con una amplia diferencia para algarabía de unas 8.000 personas en el estadio Islas Malvinas.

Argentina se recuperó así de la pérdida de su invicto un día antes cuando cayó ante Brasil por 71-73 y sufrió una lesión de Andrés Nocioni, quien no pudo estar frente a Dominicana.