Luego que un grupo de hombres armados lanzó un ataque coordinado en Mumbai en noviembre del 2008, India prometió reformar sus fuerzas policiales y desarraigar el terrorismo del país. Pero ningún sospechoso de los siete atentados con bombas en los últimos tres años ha sido enjuiciado.

Expertos dicen que el atentado con bomba que mató a 12 personas el miércoles en Nueva Delhi mostró que la seguridad en India sigue siendo mala — escasez de personal, poco entrenamiento y equipos — a la vista de continuos ataques.

Investigadores buscaban el jueves pistas sobre el ataque, ofreciendo 10.000 dólares en recompensa, y el primer ministro Manmohan Singh reconoció que "existen problemas en nuestro sistema".

"Obviamente, pienso que aún existen problemas sin resolver, y los terroristas pueden aprovecharlos", dijo Singh el miércoles por la noche durante un vuelo desde la vecina Bangladesh.

El ataque del 2008 en Mumbai, que mató a 166 personas, expuso el lamentable estado de la policía de India. Muchos de los primeros agentes en llegar al sitio estaban armados con bastones, e imágenes de cámaras de seguridad mostraron a otros sosteniendo torpemente sus armas y con problemas para disparar.

En contraste, los bien entrenados asaltantes usaron sofisticados sistemas telefónicos digitales para coordinar sus movimientos tras haber examinado el área usando imágenes de satélite de Google Earth. EL sitio duró 60 horas, y últimamente 10 atacantes resultaron muertos y el único sobreviviente fue sentenciado a muerte. Dos presuntos cómplices indios fueron absueltos, pero nadie más ha sido arrestado.

El ataque fue una llamada de atención para los políticos indios, que inmediatamente prometieron modernizar las agencias de la ley con mejor entrenamiento, nuevo equipo y más foco en colección de datos de inteligencia para frenar ataques futuros.

El gobierno creó una Agencia Nacional de Investigación y dijo que sería el equivalente del FBI estadounidense. Pero en la actualidad su personal totaliza 200 agentes, con menos de 10 investigadores de alto nivel y su presupuesto es de apenas 11 millones de dólares.