Los palestinos lanzaron oficialmente el jueves su campaña para incorporarse a las Naciones Unidas como estado miembro pleno y anunciaron que efectuarán una serie de actos pacíficos antes de la Asamblea General de la ONU a fines de mes.

Unos cien funcionarios y activistas palestinos se reunieron frente a las oficinas de la ONU en Ramalá para una breve ceremonia, donde anunciaron sus planes en una carta dirigida al secretario general Ban Ki-moon.

La carta insta a Ban a aportar su "voz moral en apoyo del pueblo palestino".

"Las familias de las decenas de miles de víctimas de la ocupación israelí, incluso los martirizados, heridos y presos, y los incontables expulsados de sus hogares o quienes perdieron sus hogares y su propiedad confían en que usted extreme sus esfuerzos para que se concreten las justas demandas del pueblo palestino", dice.

La carta fue entregada por Latifa Abu Hmeid, una mujer de 70 años que perdió un hijo en lucha con Israel y que tiene otros siete hijos encarcelados en prisiones israelíes.

Las autoridades dijeron que Abu Hmeid fue escogida para entregar el documento debido a que su sufrimiento refleja la situación de los palestinos. A la mujer, que vive en un campamento de refugiados en Cisjordania, los israelíes le demolieron dos veces la casa como castigo por las supuestas actividades de sus hijos, dijeron.

Los palestinos decidieron acudir a la ONU para que reconozca su independencia después de dos décadas de esfuerzos infructuosos de paz con Israel. La última serie de conversaciones fracasó hace un año.

La campaña busca el reconocimiento de una Palestina independiente en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén oriental, territorios capturados por Israel en la guerra de 1967. Israel rechaza volver a las fronteras anteriores a esa guerra.

Aunque el resultado de cualquier votación en la ONU será mayormente simbólico, los palestinos creen que un firme apoyo internacional mejorará su posición y presionará a Israel si se reanudan las negociaciones. Israel ha instado a la comunidad internacional a votar en contra de los palestinos aduciendo que la paz sólo se puede lograr por medio de negociaciones.

La carta dice que la campaña incluirá una serie de actos pacíficos "en varias ciudades y capitales internacionales" previas a la inauguración de la Asamblea General el 21 de septiembre. Dos días después, el presidente palestino Mahmud Abbas hablará en el foro y pedirá la admisión a las Naciones Unidas.