Las inundaciones causadas por los restos de la depresión tropical "Lee" se cobraron hoy al menos dos vidas en la costa este de EE.UU. y obligaron a la evacuación de decenas de miles de personas.

Según informaron las autoridades locales, varios condados de Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, donde los caudales de los ríos ya crecieron por las lluvias del huracán "Irene" hace diez días, recibieron advertencias de "inundaciones inminentes".

Las autoridades del noroeste de Pensilvania emitieron una orden de evacuación obligatoria debido a la crecida prevista en el río Susquehanna. La orden afecta a un área donde residen cerca de 100.000 personas.

La orden de evacuación obligatoria se ha emitido también para localidades como Binghamton, en el estado de Nueva York.

"La advertencia de riadas indica que las inundaciones son inminentes. Si se encuentra en el área de advertencia muévase a zonas más altas inmediatamente", advirtió hoy el Servicio Meteorológico Nacional.

En áreas como Harrisburg, en Pensilvania, han caído hasta cerca de 30 centímetros de lluvia y la localidad se ha visto obligada a declarar el estado de emergencia.

Justamente en Pensilvania, un hombre pereció esta madrugada cuando intentaba sacar agua de su sótano inundado y se derrumbó uno de los muros de su vivienda.

Además, una mujer falleció en ese mismo estado cuando las aguas de una crecida arrastraron el vehículo en el que se desplazaba.

Las lluvias han obligado a cerrar algunas carreteras y rutas de ferrocarril en Pensilvania.

Las lluvias son los restos de la depresión tropical "Lee," que el pasado fin de semana azotó el Golfo de México, dejando tras de sí importantes inundaciones en Luisiana e incendios en el estado de Texas, alimentados por los fuertes vientos.

Una de las ciudades más afectadas de Luisiana fue St. Tammany Parish, donde "Lee", por entonces una tormenta tropical, dejó más de 20 centímetros de agua por las persistentes lluvias y las mareas anegaron varias zonas bajas de la localidad

La capital de EE.UU. y los estados de Virginia y Maryland fueron también alertados hoy por el Servicio Meterológico, que advirtió de posibles inundaciones y crecidas repentinas.

Washington lleva sufriendo tormentas eléctricas e intensas lluvias desde la noche del domingo pasado, lo que ha provocado la inundación de zonas al este de la ciudad, donde se han llegado a acumular 15 centímetros de agua, informó hoy el diario The Washington Post.

Según los pronósticos, los restos de la depresión tropical "Lee" continuarán dejando lluvias en el noreste del país hasta finales de semana.