La nueva tormenta tropical, "Nate", se formó hoy en el Atlántico y permanece casi estacionaria sobre la bahía de Campeche (México), con lo que ya son tres los sistemas con vientos superiores a los 65 kilómetros por hora que permanecen activos en ese océano, entre ellos un huracán de categoría 1.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. informó hoy en su boletín de las 00.00 GMT que la tormenta recién nacida se llama "Nate" y amenaza con afectar a México, ya que se encuentra a unos 225 kilómetros al oeste de la bahía de Campeche y a unos 315 kilómetros al noreste de Coatzacoalcos.

Sus vientos máximos sostenidos son de 75 kilómetros por hora y se espera poco movimiento durante las próximas horas, aunque el viernes podría avanzar lentamente hacia el norte y convertirse en huracán (con vientos de más de 120 kilómetros por hora).

El Gobierno de México ha emitido una alerta para la costa desde Chilitepec hasta Celestún ante la posibilidad de que los efectos de "Nate" se dejen notar en las próximas 12 horas, en las que podría dejar fuertes lluvias, especialmente en los estados de Campeche, Tabasco y el sur de Veracruz.

Esta tormenta tropical se suma a "Katia", un sistema con vientos de 130 kilómetros por hora que ya estaba activo en el Atlántico, aunque en los últimos días ha ido perdiendo fuerza hasta quedar huracán de categoría 1.

Está previsto que en las próximas horas pase en dirección noroeste entre la costa este de Estados Unidos y las Bermudas, donde hay vigente una alerta, y que llegue acompañado de un fuerte oleaje que puede resultar muy peligroso.

Este frente, que está situado a unos 535 kilómetros al oeste-suroeste de las Bermudas, avanza a 17 kilómetros por hora y se espera que en las próximas horas gire hacia el norte-noroeste, luego hacia el norte y más tarde hacia el norte-noreste, al tiempo que gana algo de velocidad entre el jueves y el viernes.

La tercera tormenta tropical activa en este momento en el Atlántico es "María", con vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora.

Este frente se encuentra unos 1.935 kilómetros al este de las islas de Sotavento y avanza hacia el oeste sin que se espere un fortalecimiento significativo ni suponga, de momento, amenaza alguna para zonas costeras.