El índice de producción industrial (IPI) en España descendió el 5,7 % en julio con respecto al mismo mes de 2010, más de tres puntos por debajo de la tasa de junio, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por destino económico de los bienes, todos los sectores industriales presentaron tasas interanuales negativas, con la energía como el sector que más cayó (10,3 %), por el descenso registrado en la producción, transporte y distribución de energía eléctrica.

Además, los bienes intermedios bajaron el 6,5 % debido al descenso de la fabricación de elementos de hormigón, cemento y yeso, mientras que los bienes de consumo duradero disminuyeron el 4,2 % por la influencia negativa de la fabricación de especialidades farmacéuticas y la fabricación de bebidas.

En lo que va de año, la media del IPI cae el 0,3 % en los siete primeros meses del año con respecto al mismo periodo de 2010.