La NASA tiene previsto lanzar hoy una nueva misión a la Luna, que responde a las siglas de "Gravity Recovery and Interior Laboratory" (GRAYL), con la misión de medir el campo gravitatorio del satélite.

La National Aeronautics ans Space Administration (NASA) ha establecido un periodo de 42 días para el lanzamientos, aunque los directores de la misión esperan que pueda salir desde Cabo Cañaveral (Florida) en la primera oportunidad, prevista para hoy a las 12.37 GMT.

La misión la componen dos sondas que proporcionarán imágenes en rayos X de la corteza y el núcleo de la Luna con las que esperan conocer más sobre la estructura bajo la superficie y su composición y sobre su historia termal.

La NASA anunció esta misión en diciembre de 2007 como parte de su programa "Discovery" y los científicos esperan que deje "un gran legado" a las generaciones futuras.

Entre otras utilidades, las medidas que tomará GRAIL ayudará a la a entender mejor la relación entre la Tierra y sus satélite, según explicó recientemente el director de la División de Ciencias Planetarias del cuartel general de la NASA en Washington, Jim Green.

La misión también ayudará a la agencia espacial estadounidense a tener un mejor conocimiento del satélite natural de la Tierra y mejorar sus estimaciones en el caso de que volviera a enviar nuevamente al hombre a la Luna.