La organización del Abierto de Estados Unidos ha informado que las finales del torneo se retrasarán una jornada, por lo que la del cuadro masculino se disputará el lunes y la femenina pasa del sábado al domingo.

Las dos jornadas, del martes y el miércoles, que fueron suspendidas a causa de la lluvia y las quejas que han expresado públicamente los tenistas por no tener tiempo de recuperarse, parecen ser las causas de este cambio de horario.

Por tanto, este será el cuarto año consecutivo en el que la final del último Grand Slam de la temporada se traslada del domingo al lunes, si bien en las anteriores ocasiones se debió a motivos climatológicos.

En la jornada del sábado se disputarán los dos partidos de semifinales del cuadro masculino y femenino, mientras que el domingo se jugará la final femenina y el lunes la masculina, ambas a las 16.00 horas (20.00 horario peninsular español).