El llamado supercomité especial del Congreso sobre la reducción de la deuda inició el jueves sus labores, con el imperativo de reducir drásticamente el déficit e impulsar la lenta economía, y advirtió que una crisis financiera amenaza a generaciones futuras de estadounidenses.

En una serie de discursos, los seis republicanos y seis demócratas que integran el panel expresaron la importancia de alcanzar una solución conjunta, dejando a un lado la encarnizada retórica de la reyerta partidista que reinó en meses anteriores sobre el incremento al límite de endeudamiento federal.

Esa pelea terminó con un acuerdo fuertemente reñido entre el presidente Barack Obama y los legisladores que crearon el Comité Selecto Conjunto sobre Reducción del Déficit, conocido como "supercomité".

"Me aproximo a nuestra tarea con un profundo sentido de urgencia, grandes esperanzas y expectativas realistas", dijo el legislador Jeb Hensarling, un copresidente del panel. "Nuestra tarea de lograr una reducción bipartidista del déficit por 1,5 billones de dólares no será fácil, pero es esencial", enfatizó.

Miembros del comité insistieron en que todos los elementos del presupuesto federal serán parte de cualquier producto final. Los demócratas quieren una mezcla de recortes de gasto y aumento de ingresos, mientras que los republicanos dicen que programas de beneficios, como Seguridad Social y Medicare deben estar en cualquier plan de recorte del déficit.

"Un producto final exitoso de este comité no será uno que haya escrito cualquiera de nosotros por cuenta propia: tendrá que incluir compromisos de todas las partes", dijo la senadora demócrata Patty Murray, otra copresidenta. Señaló que los miembros del comité han evitado marcar una línea que diga hasta donde llegar o identificado partes del presupuesto que no deben ser tocadas.

El panel fue encargado de encontrar, a más tardar el 23 de noviembre, un recorte de 1,5 billones de dólares en el transcurso de la siguiente década.

___

El periodista de la AP Andrew Taylor contribuyó a este despacho.