La FIFA ofrecerá una audiencia el próximo jueves para analizar la apelación a la expulsión de por vida que se le dictó al catarí Mohamed bin Hammam por haber sobornado a funcionarios caribeños.

Bin Hammam está luchando contra una decisión que adoptó el Comité de Etica de la FIFA el pasado 23 de julio, que lo expulsó de por vida de toda actividad del fútbol luego que hizo arreglos para sobornar a funcionarios caribeños con 40.000 dólares para que respaldaran su campaña en la que buscaba ganarle el cargo al presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter.

Bin Hammam señaló sin embargo que esperaba que el grupo que analizará su apelación en la FIFA confirme su condena.

Sin embargo, debe de pasar por todos los procesos legales del organismo antes llevar su case ante la Corte de Arbitraje del Deporte.

Bin Hammam retiró su candidatura días antes de las elecciones para presidir la FIFA en junio.

La federación entonces le impuso una suspensión provisional que lo sacó de su puesto dentro del Comité Ejecutivo del organismo así como del cargo de presidente de la Confederación Asiática de Fútbol.