El suicidio fue la primera causa de muerte entre los menores de 40 años en 2010 en Corea del Sur, el país que tiene el mayor índice de muertes auto infligidas de las naciones desarrolladas, informó hoy la Oficina surcoreana de Estadísticas.

En total el año pasado se quitaron la vida en Corea del Sur 15.566 personas, equivalente a una media de 42 fallecimientos diarios.

Entre aquellos de entre 10 y 19 años las muertes por esta causa fueron de 5,2 por cada 100.000 personas, mientras que entre los veinteañeros y aquellos en la treintena el índice aumentó hasta 24,4 y 29,6 por cada 100.000, respectivamente.

El dato general se situó en 2010 en 31,2 suicidios por cada 100.000 habitantes, el más elevado de entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), cuya media se sitúa en el 11,3.

Este tipo de muertes tuvieron mucha más incidencia en 2010 en los varones (41,4) que en las mujeres (21), mientras que el mayor número se dio en los meses de mayo y julio.

El índice de suicidios en Corea del Sur se ha multiplicado por dos en la última década en un fenómeno que los expertos achacan a la creciente presión para alcanzar el éxito en los estudios, al trabajo y a la rigidez de la sociedad surcoreana, muy jerarquizada y paternalista.

Además, en el último año se han popularizado los suicidios pactados en grupo a través de internet, y son muy conocidos los numerosos casos de estrellas del cine, el deporte o la música que se han quitado la vida pese a disfrutar de éxito o ser jóvenes.

En términos generales, incluyendo a todos los grupos de edad, el suicidio fue la cuarta causa de muerte en Corea del Sur por detrás del cáncer, las enfermedades cardiovasculares y los fallos coronarios.