El presidente de Chile, Sebastián Piñera, lamento hoy que sectores del estudiantado y de los profesores rechacen la propuesta del Gobierno para solucionar el conflicto estudiantil que se prolonga por más de tres meses en demanda de una educación gratuita y de calidad.

"Desgraciadamente algunos se han restado de la mesa de diálogo. Ese no es el camino, tiene que haber buena voluntad", enfatizó el mandatario chileno tras promulgar este jueves la ley sobre violencia escolar, en compañía del ministro de Educación, Felipe Bulnes.

Piñera hacia alusión al rechazo de la mesa de diálogo por parte del Colegio de Profesores y también por algunas federaciones de estudiantes.

"Si algunos se quieren restar, lo lamentamos, pero nuestro Gobierno no va a renunciar a ese compromiso que tiene con mejorar la calidad de la educación, y va a seguir dialogando con los que quieran dialogar de buena voluntad", enfatizó.

El pasado sábado, Piñera concretó su anunciada reunión con los dirigentes estudiantiles, quienes presentaron al Ejecutivo una propuesta con doce puntos, con rectores universitarios y con el presidente de los profesores, Jaime Gajardo.

El mandatario recalcó hoy que "si queremos, de verdad, mejorar la calidad de la educación en Chile tenemos que escoger los caminos correctos".

Para el pasado jueves estaban previstas nuevas manifestaciones estudiantiles, aunque la convocatoria no tuvo el éxito de otras movilizaciones debido al impacto que causó el accidente de un avión militar, en el que murieron 21 personas.

Las protestas comenzaron a mediados de mayo para exigir que el Gobierno central vuelva a administrar la educación primaria y secundaria, que se prohíba a las instituciones privadas lucrarse con la educación y que se garantice en la Constitución el derecho a una educación pública y de calidad.

En Chile, con 17 millones de habitantes, hay un millón de alumnos en la educación superior, incluidas universidades e institutos técnicos, pero esa amplia cobertura contrasta con las elevadas deudas que los jóvenes deben contraer para financiar sus estudios.