El Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) inicia hoy con el estreno mundial de "From the Sky Down", un documental sobre el grupo irlandés U2, lo que para muchos representa el pistoletazo de salida de la carrera de candidaturas a los premios Óscar.

Durante los próximos 11 días, las principales estrellas del mundo del celuloide, desde Brad Pitt hasta George Clooney pasando por Francis Ford Coppola y Wim Wenders, se darán cita en Toronto que también acogerá una destacada selección de filmes latinoamericanos y españoles.

La elección de un documental para abrir el TIFF, considerado como uno de los tres principales festivales de cine del mundo y el lugar de lanzamiento de las películas que quieren acudir a los Óscar, ha causado un cierto revuelo en el séptimo arte.

Muchos estudios de Hollywood pagarían para poder colocar sus películas en la apertura del TIFF, pero la elección de "From the Sky Down" es una prueba de la importancia comercial del cine documental así como de la creciente relevancia que para el Festival de Toronto tiene la música en los filmes.

Además, el codirector del TIFF, Cameron Bailey, destacó hoy que la elección de "From the Sky Down" fue "irresistible" ante el poderío del filme y las credenciales de su director, Davis Guggenheim.

El estadounidense Guggenheim ya ganó un Óscar en 2006 por "An Inconvenient Truth", el controvertido documental que protagonizó el exvicepresidente estadounidense Al Gore y que se centra en el cambio climático.

Los organizadores del TIFF han destacado que el trabajo de Guggenheim es especialmente apreciado por la forma en que penetra en el mundo de personajes destacados y que "From the Sky Down" es un filme sobre el proceso de la creatividad.

En "From the Sky Down", Guggenheim se centra en la época de U2 a finales de los años 80, después de la triunfal publicación de su álbum "The Joshua Tree", utilizando imágenes de archivo junto con material nuevo y entrevistas actuales con los integrantes del conjunto y otros personajes claves en la historia de la agrupación

Tras la proyección de "From the Sky Down", el TIFF se embarcará en un vertiginoso tobogán de estrenos mundiales e internacionales con cerca de medio centenar de reconocidos nombres de directores y actores de las principales cinematografías del globo.

En total, el TIFF mostrará del 8 al 18 de septiembre 336 películas (268 largometrajes y 68 cortos) procedentes de 65 países. De los largometrajes, 123 son estrenos mundiales y 23 estrenos internacionales.

Este año, el TIFF ha programado 23 películas de España, Portugal y Latinoamérica y dedicará un ciclo especial a películas argentinas en el programa "City to City" que se centra en Buenos Aires.

Diana Sánchez, programadora del TIFF para películas de habla española y portuguesa, destacó a Efe que, entre los filmes latinoamericanos "no hay tantas películas sobre violencia".

"Excepto la mexicana 'Miss Bala' (de Gerardo Naranjo). Hay desde sagas familiares hasta películas sobre la fe. Yo diría que las películas de este año son más comerciales. Más comedias aunque todas son comedias negras", explicó Sánchez.

La programadora del TIFF dijo que los directores latinoamericanos y españoles "están explorando el género. Hasta Almodóvar lo está haciendo. Creo que vamos a ver más exploración de diferentes formas de contar películas".

Para el TIFF, otro aspecto destacado del cine latinoamericano en general y el argentino en particular es su buena salud.

Kate Lawrie Van de Ven, programadora de "City to City", dijo a Efe que "como en muchos otros países, el cine argentino tiene que coexistir compitiendo con filmes extranjeros importados al país. Y a pesar de ello, el sector está floreciendo".

"Muchos de los productores y directores con los que he trabajado para este programa admitían que, aunque su filmes supusieron un acto de fe, sin saber si serían distribuidos o de dónde procederían los fondos para terminarlos, hay toda una generación de directores trabajando allí", declaró.

Para Sánchez, este cambio de temática en las películas de la región es un reflejo directo de la mejora de la situación económica en Latinoamérica.

"Tenemos cinco películas brasileñas y ninguna habla de la violencia. No hay ninguna 'Ciudad de Dios'. Como la economía está tan potente, es otro ambiente, otra atmósfera, y eso se está respirando a través del cine", explicó.

Una de las películas que más ha empezado a dar que hablar es el primer filme de zombies realizado en Cuba, "Juan de los muertos" de Alejandro Brugués.

La película, que es una coproducción con España, realizará su estreno mundial en Toronto, y tiene todos sus pases ya vendidos antes de que se inicie el festival.

Además, el filme ya ha conseguido un distribuidor para Norteamérica.