El número de personas que solicitaron pagos por desempleo subió la semana pasada, en nueva muestra de que el mercado laboral no está mejorando.

Las solicitudes de pagos por desempleo subieron 2.000, hasta 414.000, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

El reporte indica que las compañías no están aumentando significativamente los despidos, pese al débil crecimiento económico. Pero muestra además que hay pocas contrataciones. Las solicitudes tienen que caer por debajo de 375.000 para indicar un crecimiento sostenible de empleos. No han estado debajo ese nivel desde febrero.

El gobierno dijo la semana pasada que las empresas no añadieron empleos netos en agosto, el peor mes desde septiembre del 2010. La tasa de desempleos fue de 9,1 por segundo mes consecutivo.

El presidente Barack Obama responderá al empeoramiento del panorama de empleos con un discurso el jueves por la noche en el que se espera presente un paquete de 300.000 millones de dólares ante una sesión conjunta del Congreso.

En otras noticias económicas, los fabricantes estadounidenses vendieron más automóviles, aviones y maquinaria industrial en los mercados extranjeros en julio, lo que colocó las exportaciones en su nivel más alto y el déficit comercial en su nivel más bajo en tres meses.

El déficit se redujo a 44.800 millones de dólares en julio, una baja de 13,1% desde junio, dijo el Departamento de Comercio.

La mejora reflejó un aumento de 3,6% en las exportaciones a un nivel récord de 178.000 millones de dólares, gracias a fuertes ventas de una variedad de productos manufacturados. Las importaciones bajaron 0,2%, hasta 126.900 millones de dólares, debido en parte a la caída en los precios del crudo.

El aumento en las exportaciones deberá proveer un apoyo crítico al crecimiento en Estados Unidos en momentos en que la economía ha estado en peligro de caer en una nueva recesión.

___

Con información del periodista de AP Martin Crutsinger.