Una corte sueca rechazó el jueves la solicitud de la automotriz Saab de protección por quiebra, lo que allanó el camino a una posible demanda por parte de los sindicatos.

La corte distrital de Vanersborg sostuvo en su fallo que no están claras las intenciones de la empresa para obtener fondos y proseguir sus operaciones. La corte señaló que Saab aguarda la aprobación de organismos reguladores para recibir fondos de dos compañías chinas.

"Ni parece claro si — y en ese caso cuándo — las autoridades chinas correspondientes aprobarán los acuerdos", sostuvo la corte.

El fallo allana el camino para posibles demandas de los sindicatos que representan a los 3.700 empleados de Saab, quienes no cobraron sus sueldos el mes pasado.

Al presentar su solicitud el miércoles, Saab alegó que necesitaba un margen para obtener financiación a corto plazo y reanudar la producción en su planta de Trollhattan, en el suroeste de Suecia, paralizada desde comienzos de año.

No estaba claro si Saab apelaría el fallo.