La policía de Puerto Rico ha causado lesiones a cientos de personas y matado a muchas como parte de un patrón arraigado de prácticas ilegales, sostuvo la división de derechos civiles del Departamento de Justicia el jueves.

En su informe de 116 páginas, el departamento dijo que la policía puertorriqueña realiza habitualmente allanamientos y confiscaciones sin orden judicial.

Asimismo, dijo que aparentemente discrimina de manera sistemática en perjuicio de inmigrantes dominicanos.

En otras áreas del resguardo de la ley, "existen pruebas perturbadoras" de que la policía puertorriqueña suele desatender las denuncias de delitos sexuales y violencia doméstica, dice el informe.

"Los actos inconstitucionales que hemos identificado se producen en momentos de crisis de la seguridad pública", sostiene.

"En contraste con las tendencias nacionales, los crímenes violentos en general aumentaron 17% en Puerto Rico entre 2007 y 2009", dice el informe. "En 2010, Puerto Rico padeció la segunda cifra más alta de asesinatos de su historia, una tendencia que aumenta en 2011".

Algunas autoridades de la isla dicen que el narcotráfico y el deterioro social alimentan la ola de violencia criminal.

"Sin embargo", dice el informe, "el aumento de la delincuencia no puede justificar la violación persistente de los derechos civiles ni la incapacidad para aplicar reformas significativas".

El diario New York Times publicó los primeros informes sobre el estudio, que apareció el jueves en la página de internet del Departamento de Justicia.

___

Internet

www.justice.gov/crt/about/spl/pr.php