El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó hoy a la comunidad internacional a que redoble esfuerzos para combatir el cambio climático con el fin de salvar millones de vidas amenazadas por la desertización o las inundaciones que está causando.

"Las emisiones de gases continúan aumentando. Hoy millones de personas están sufriendo por los impactos del cambio climático" dijo Ban en un discurso pronunciado en la universidad australiana de Sídney.

Ban se encuentra en Australia tras participar en la cumbre de jefes de Estado o de Gobierno de los países de Oceanía que celebra en la ciudad neozelandesa de Auckland, y en la que los pequeños Estados insulares expusieron su seria preocupación por el gradual aumento del nivel del mar a causa del cambio climático.

"Los emigrantes por motivos relacionados con el medio ambiente están reestructurando la demografía del planeta. Esto (el cambio climático) aumenta los niveles del mar y el avance del desierto", señaló Ban.

El máximo representante de las Naciones Unidas visitó esta semana las Islas Salomón y Kiribati, dos de los Estados insulares del Pacífico Sur que se sumergen a causa del cambio climático.

En su intervención en la cumbre de líderes del Pacífico Sur, el presidente de Kiribati, Anote Tong, advirtió el miércoles que el hundimiento de las islas que integran su Estado está tan próximo que contempla construir una plataforma flotante para albergar a la población.

Tong explicó que el modelo de plataforma flotante en la que ha estado pensando "será como de ciencia ficción" y similar a las empleadas por las compañías petroleras para la extracción en yacimientos situados bajo el lecho marino, por un coste que estimó en unos 2.000 millones de dólares.

Ban rechazó las críticas de algunos asistentes en el sentido de que los avances en la lucha contra el cambio climático han sido hasta ahora irrelevantes y señaló que en la cumbre celebrada en la ciudad mexicana de Cancún los países se comprometieron a evitar un calentamiento del planeta superior a los 2 grados centígrados en relación a la era preindustrial.