El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó hoy "enérgicamente" los atentados suicidas perpetrados en la ciudad paquistaní de Qüetta, cerca de la frontera con Afganistán, y lamentó el "continuado" impacto que el terrorismo tiene sobre la población de Pakistán.

"El secretario general lamenta profundamente la continua pérdida de vidas humanas en Pakistán a manos del terrorismo", dijo ante la prensa el portavoz de Ban, Eduardo del Buey, que trasmitió la "enérgica condena" del máximo responsable de la ONU ante unos atentados que dejaron "decenas de personas muertas, entre ellas dos niños".

Del Buey destacó "los esfuerzos del Gobierno pakistaní por combatir el terrorismo" y reiteró en ese sentido "la solidaridad de Naciones Unidas" con el pueblo de Pakistán, al tiempo que transmitió las "más profundas condolencias" de Ban a las familias de las víctimas y las autoridades del país asiático.

Un doble ataque suicida contra las fuerzas de seguridad golpeó el miércoles a la ciudad paquistaní de Qüetta, cerca de la frontera con Afganistán, donde esta semana tuvo lugar el arresto de un alto mando de Al Qaeda, y acabó con la vida de al menos 23 personas y dejó a otras 75 heridas.

Entre las víctimas mortales hay tres miembros de la guardia de fronteras, uno de ellos coronel de ese cuerpo de seguridad separado del Ejército y que se despliega habitualmente cerca de las zonas limítrofes con Afganistán.

El primer atentado se registró a las 09.00 hora local (04.00 GMT), cuando un suicida que conducía un vehículo detonó la carga explosiva, almacenada en su interior, cerca de la principal comisaría de la ciudad.

Diez minutos más tarde, un insurgente hizo estallar la carga explosiva que llevaba adherida a su cuerpo tras irrumpir en la residencia del subinspector general de la guardia de fronteras en Qüetta, Faruq Shahzad.

El doble atentado se produjo dos días después de que el Ejército anunciara la detención en Qüetta de tres miembros de la red terrorista Al Qaeda, aunque las fuentes policiales consultadas por Efe en Pakistán no pudieron establecer un vínculo directo.