Un ciudadano de origen indio que era seguidor del expresidente hondureño Manuel Zelaya, fue asesinado hoy en Tegucigalpa, informó una fuente médica y el subcoordinador del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), Juan Barahona.

Se trata de Emmo Sadloo, de unos 50 años, quien tenía un pequeño negocio de neumáticos en la capital hondureña, en cuyo interior fue asesinado por desconocidos que le habrían inferido cinco disparos con arma de fuego.

"A Emmo lo han asesinado por ser miembro de la Resistencia Popular", indicó Barahona en declaraciones por teléfono a Efe.

Agregó que el FNRP "condena este asesinato y exige a todos los cuerpos de seguridad que lo investiguen y le informen al pueblo hondureño quiénes lo mataron".

"Que la muerte de Emmo no quede impune, no queremos más muertes en la impunidad en este país", acotó Barahona.

Una fuente médica del Hospital Escuela, adonde fue llevado Sadloo en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos, indicó que recibió cinco disparos, cuatro en el tórax y uno en la cabeza.

Al parecer Sadloo llegó sin vida al hospital, según los escuetos informes.

Tras el golpe de Estado a Zelaya el 28 de junio de 2009, Sadloo se sumó al FNRP y estuvo presente en casi todas las manifestaciones en las calles de Tegucigalpa de miles de hondureños exigiendo el retorno al país del exgobernante.

Zelaya fue derrocado cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, lo que la ley le impedía.

Luego del regreso de Zelaya al país, el 28 de mayo pasado, Sadloo se afeitó una poblada barba canosa que se había dejado crecer desde el golpe de Estado, con la promesa de no cortársela hasta que el expresidente retornara al país.