El Ministerio de Transporte y Comunicaciones de Venezuela abrió con restricciones el paso por la única carretera que conecta con el turístico balneario de Choroní (noroeste), incomunicado desde hace dos semanas por desprendimientos a raíz de lluvias, indicaron hoy las autoridades.

El director del Ministerio de Transporte en el estado Aragua, Julio César Funes, explicó a Efe que "se reabrió un paso restringido", tras explosionar las grandes rocas que quedaron en medio del camino, y señaló que están pendientes de retirar otros escombros.

"Va a haber una programación para alternar trabajos de maquinaria con paso vehicular", explicó el funcionario, quien detalló que se empezó a dar paso a los centenares de particulares que quedaron atrapados en Choroní con su automóvil y se permitió también el acceso a vehículos de carga con medicamentos o alimentos para la población

Funes indicó que las condiciones climáticas están dificultando los trabajos de rehabilitación de la vía, impidiendo el "trabajo continuo", por lo que precisó una fecha para la reapertura total de la carretera.

Alrededor de 1.200 turistas fueron evacuados hace dos semanas por mar y por aire, reveló entonces el titular de la cartera venezolana de Transporte, Francisco Garcés, aunque centenares de otros optaron por permanecer en la zona dado que las actividades educativas concluidas en julio se reanudarán el próximo 15 de septiembre.

La semana pasada, el Gobierno venezolano inició, además, la distribución de 18 toneladas de alimentos al balneario por vía marítima, que repartió de manera gratuita entre los aproximadamente 5.000 habitantes de Choroní y de los caseríos vecinos de la zona.

El balneario recibe anualmente cerca de un millón de turistas, buena parte en esta época vacacional del año, según fuentes de los ministerios de Turismo y Transporte.