La Cámara de Representantes aprobó el miércoles extender un programa comercial para las naciones más pobres, una decisión que allana el camino para la consideración de tratados de libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

En una votación a viva voz, la cámara baja acordó renovar el Sistema Generalizado de Preferencias, un programa que entró en vigor hace 35 años que permite la entrada sin pago de aranceles de unos 4.800 productos procedentes de unos 130 países en desarrollo.

La iniciativa ahora pasará al Senado, el cual podría combinarla con un proyecto de ley para renovar un programa de ayuda a trabajadores que han sido desplazados por la competencia extranjera.

El presidente Barack Obama dijo que la aprobación de la iniciativa de ayuda a trabajadores debe estar garantizada antes de que envíe al Congreso los acuerdos de libre comercio que fueron concluidos durante la presidencia de George W. Bush.